Del sánscrito significa “hilar o tejer” es un yoga sutilmente fluido.

A nivel físico busca lograr equilibrio entre fuerza, flexibilidad y equilibrio, mientras a nivel energético se experimenta una meditación en movimiento en un continua “danza” entre posturas secuenciadas. Puede ir desde suave y restaurativa, hasta intensa y retadora.